El detalle de la revolución

publicado en: crónica, narrativa | 0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

(¿De qué habla la gente en Venezuela?)

 

–La atracaron.

–Dónde.

–En la clínica Paraíso.

–Es el tercer carro que le quitan.

–La retuvieron desde las diez hasta la una, y la soltaron por un barrio.

–¿Andaba sola?

–No sé.

–Es muy traumático, estaba saliendo de la clínica.

–¿Y cómo hace uno en este país?

–Solo nos queda orar.

–¡Qué molleja! De terror esa vaina.

–A mi hijo lo operaron de apendicitis ahí.

–¿Cómo salió?

–Todo bien. Está en la UCI, recuperándose.

–Gracias a Dios.

–Pero pasando rabias con el seguro. Ya estaba comenzando a filtrarse porque no querían cubrir más que una parte. Tuvo que alzarse la doctora.

–Menos mal.

–Chicas, hay que ser precavidas. No se lo pongamos fácil a las personas que quieren hacernos daño. No se acerquen a sus carros hasta analizar quiénes están cerca. Si ven algo raro, no se acerquen. Desconfíen siempre.

–¡Si uno vive paranoico, encerrado, preso, e igual nos pasan vainas!

–Lamentablemente es así.

 

(…)

 

–Cómo estás.

–Cómo te sientes.

–Ya mejor de ánimo.  Esperando poder rescatar el carro.

–Gracias a Dios no te hicieron nada.

–¡Ánimo!

–Ojalá aparezca el carro.

–Buenas tardes. Sírvanme uno, suavecito.

–Hoy dan de alta a mi flaquito.

–Dios te lo restablezca rapidito, mami.

–Un chiste. Un camarada militante le dice a otro: “si tuvieras dos casas, ¿donarías una a la revolución?”. “Sí”, responde el compañero militante. “Y si tuvieras dos autos”, repite el primero, “¿darías uno a la revolución?”. “Sí”, responde el aguerrido militante. “Y si tuvieras un millón en tu cuenta bancaria, ¿donarías la mitad?”. “Lógicamente, lo donaría”. “Y si tuvieras dos gallinas, ¿donarías…?”. “¡No!”, grita el otro. El primero, sorprendido, pregunta: “Pero si darías una casa, un auto, medio millón, ¿por qué no dar una gallina?”. “¡Porque las gallinas sí las tengo”!

–Chicas, mi hijo tiene que sacarse la cédula, ¿saben si hay jornada?

–No sé.

–Pero aquí en Ojeda la cola es menos fuerte que en Maracaibo. Hay que hacerla entre las 5.30 y las 6.00 am.

–Cuándo hacemos la reunión y qué llevará cada una.

–¿Dónde conseguís leche?

–¿Líquida o en polvo?

–Tengo guardada antes de que la patria ésta se intensificara.

–Leche, no.

–¿Harina?

–La harina me la he comprado fuera. La traigo de otros estados. Así hago con todos los ingredientes básicos.

–Yo llevo los vasos desechables y té natural o refresco light.

–¿Quién llevará postre?

–Tu pie de limón se ve espectacular. Me babeo.

–Sí, chama, solo que la leche condensada no se consigue. Esa la hice porque me regalaron una latica.

–Yo voy a poner la carne mechada, el queso y el jamón para las mega arepas.

–Yo llevo las arepas.

–Faltan las salsas.

–Yo no tengo mayonesa.

–¿Vos con tus influencias podéis conseguir salsas?

–Salsa roja y mostaza, sí.

–Se pueden llevar dos aguacates.

–La torta se pondrá por las nubes.

–Entre tres la pueden poner, digo yo.

–Yo estoy bloqueada pero de aquí a ese día voy a buscar mayonesa.

–¿Aguacates?

–Yo, por mi trabajo venden.

–Quién me puede decir cuánto de cupo de dólares dan para viajar a Argentina.

–Creo que mil dólares.

–Chicas, estoy vendiendo un caucho Goodrich.

–El sábado fui a Costa Verde y en el Bicentenario sólo había palmitos. Con el precio justo cada vez hay menos cosas.

–Yo no sé si el precio es justo, pero el salario no lo es. O sea, a un obrero se le va un salario de la semana con la manzana y la leche condensada.

–Triste, ninguno de los dos es justo.

–Qué locura de país.

–No sólo al obrero. Al profesional también.

–Nuestra moneda no vale un coño.

–Cuánto costará una hallaca y un pan de jamón esta Navidad.

–El pan de jamón de 1.500 para arriba.

–Semana a semana irá subiendo. Para el 31 estará al doble.

–Más de uno no se comerá la acostumbrada cenita.

–Compren gallina que cuesta como 2.000 y hagan sus hallacas. Ensalada y caldo. Para un grupo como de 13 personas. Hay que hacerlo ya, porque no sé si para Navidad se podrá.

–Así mismo es.

–En el supermercado Mega72, el pan de jamón vale 900, pero es pequeño.

–Allí venden hallacas a 2.000. Son pasables. Las de mi mamá son mejores.

–La gallina no se consigue.

–Chicas, a mí esta semana me traen gallinas.

–Una amiga tiene mayonesa Kraft, de 500 gramos. La caja de 12 unidades, 4.800.

–La podemos comprar entre varias, si quieren. Y de allí sacamos para las arepas.

–Yo me anoto.

–En Makro estaba la misma caja en 1.200.

–¿De medio kilo? No creo.

–La mediana. Mi papá la sacó ayer y la repartió entre mis hermanas.

–No tengo carnet, me lo robaron.

–Y no están sacando, que es lo peor. Y quien no lo use por dos meses, se lo bloquean por tres.

–Qué locos. Hay que ser bachaqueros.

–¿La compramos entre las dos? ¿Alguien más se anota?

–La chama ya vendió las cajas que tenía. No me dio tiempo.

–Tranquila.

–Oye, ¿tienes pechuga de pollo?

–Parece que hoy llegan pero hay problemas con los pollos otra vez.

–¿A cómo es el kilo de las pechugas y del pollo entero?

–Mi suegra está tratando de ubicar Anastrozole para su tratamiento del cáncer. Si alguno sabe dónde hay este medicamento, mucho agradecería que me avise.

–Chicas, necesito comprar Implanon. Quien tenga contactos, porfi, me avisa. Y un contacto en Cantv, que tengo dos semanas sin teléfono local y con problemas de internet.

–En Instagram, esta persona vende Implanon.

–Cuánto cuesta.

 

(…)

fok-2

 

–Estoy armando mi árbol de Navidad.

–Tengo que hacer el mío.

–Yo armé el mío el sábado pasado, y fui a comprar algún adorno nuevo y todo está carísimo. Lo dejé tal cual.

–Todo está incomprable.

–Una bambalina decorada que me gustó costaba 5.500.

–Hay que ponerse creativos, porque bolívares no hay.

–En Enne de la 72 hay luces Led de cortinita en 400 y de cadena, en 800. Estaban a 2.000 pero las bajaron.

–A mí me bloquearon en esa ñoña.

–Vengo de la Barraca. Para desbloquear a alguien hay que ir por terminal de cédula y llegar a las 6 am.

–¡No!

–Mi mamá quiere pollo, ¿tienes ahorita?

–No, chama, no hay nada. Hay problemas en el matadero porque el gobierno quiere desviar todo a los abastos Bicentenario.

–Bueno, me avisas si te llega.

–Vendo 300 dólares, solo transferencia. A 835.

–Para tomar precauciones: Hidrolago no está clorando el agua por falta de suministro. Por eso el agua llega marrón y hay tantos casos de infecciones gastrointestinales. Qué más tiene que pasar.

–El agua de mi casa no sirve ni para lavar.

–¿Tú la hierves? Yo no tengo ozono.

–La filtro y la hiervo. No tomen agua de botellón ni en la calle.

–Yo la hiervo y me dan igual dolores de estómago.

–Hay un antiparásito que se llama Celectan. Es de amplio espectro. Si lo podéis ubicar, tomátelo.

–Ese se consigue pero hay que complementar con Metronidazol, y no hay en la farmacia.

–¡En Enne de la 72 hay arroz Mary y no hay cola!

–Ta’barato dame dos.

–Será que comeremos puro huevo porque el prócer de Arreaza dijo ayer que el cartón de 30 no debe pasar de 420, y que no lo compremos más caros.

–Sí, Luis.

–Ajá.

–¿El cartón a cómo?

–Pronto van a escasear.

–Cada semana aumenta entre 50 y 100.

–El cartón está entre 1.000 y 1.200.

–Los tendré que congelar. Malvado poder.

 

(…)

 

–¿Tenéis leche en polvo para que me cambiéis por harina de trigo?

–No, mi niña, gracias a Dios tengo harina pero ando buscando leche.

–Yo necesito leche y azúcar.

–Tengo harina. Si alguien quiere hacerme un trueque, que me avise.

–Compré un bulto de harina la semana pasada.

–Compré trigo, azúcar y arroz para una amiga que me iba a hacer un trueque pero me quedó mal.

–Arroz tengo, pero sí al azúcar.

–Okis, te llevo el azúcar. Mañana te llamo.

–Dale, pues.

–Leche a 1.200.

–Yo trato de no comprar bachaqueado. Estoy metida en varios grupos de Facebook, donde la gente hace trueques. Ya he conseguido varias cosas. Lo bueno es que los cambios son por productos del mismo valor. Ayer cambié dos tripack de jabón por mayonesa Kraft.

–Qué ha pasado con nuestra Venezuela.

–Volvimos al trueque, amiga.

–Chicas, mi hermana está cambiando estas toallas sanitarias por papel higiénico o jabón.

–Muchachas, donde vean cosas que comprar, háganlo. Todo viene con aumento.

–Que Dios y la Virgen nos ayuden.

–Todavía se consigue a precio viejo en Enne, pero no había mucho.

–En un supermercado Plaza vendieron el medio cartón de huevo a 168 y la gente se volvió loca. Tanto así que fui a varios supermercados y ya no se conseguían.

–Yo no conseguí hoy.

–Ya ni eso vamos a conseguir.

–Aprovecha y compra.

–Ayer me enteré que mataron a los dos chamos que me atracaron. Vi la noticia en el periódico. Vi las cédulas y los reconocí. Estaban secuestrando a una señora inválida en la Clínica Paraíso. Me metí en Facebook, puse el nombre completo y los vi. Vi a sus familias.

 

 

Conversación por Whatsapp de excompañeras de un colegio de Maracaibo, graduadas en 1992, durante los primeros días de noviembre de 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.